Si los albañiles fueran programadores

El otro dia vi en Barrapunto una “noticia” con el siguiente titulo ¿Por qué es tan difícil desarrollar software de calidad en plazo?. Aqui os pongo una de las respuestas que recibio titulada Si los albañiles fueran programadores y que no solo me ha parecido graciosa sino una verdad como un templo, los que no sean programadores podran hacrese una idea de lo caotico de la situacion del sector…

Uno de enero
Hoy me han llevado al solar por primera vez. La situación es perfecta: tiene el Metro a dos pasos y una cafetería enfrente donde sirven menú del día. El viejo bloque de pisos, al que va a sustituir nuestra nueva construcción, lleva un año al borde de la ruina. Mi propia empresa ha colocado varios puntales que, por el momento, han ido evitando que el caduco edificio reviente por sus múltiples grietas. La construcción de este megalito ladrillo comenzó hace cinco años, y aunque los pisos superiores nunca llegaron a recibir el agua, la electricidad y el enfoscado de las paredes, en diez meses los cimientos ya se habían desplazado peligrosamente y las vigas presentaban peligrosas fisuras. La cansada torre de viviendas ya ha cumplido su propósito y ahora nosotros la conduciremos a una muerte dulce… Por supuesto, el viejo edificio no será demolido hasta después de construir y probar el nuevo, lo que nos deja poco espacio de maniobra; pero no vamos a dejar a todas esas familias en la calle durante la construcción. De cualquier modo, los vecinos de la vieja y decadente estructura nos miran con recelo. Saben que el nuevo edificio tendrá viviendas cómodas, pero algunos de los residentes no podrán costearlas. Ni sé qué va a ser de gente, ni es asun-to mío. Llegan los primeros camiones de ladrillos.

* Dos de enero
Me han presentado a Alberto, la persona a quien “voy a reportar”. No me han dicho si es el capataz, el jefe de obra, el aparejador, o el arquitecto; sólo me han dicho que todo lo que tenga que “reportar” se lo “reporte” a él. Así que, por donde él diga, yo zaca-zaca, como una locomotora. Esa es la definición que me han dado de nuestra metodología. He buscado “reportar” en el diccionario, y no aparece.

*Seis de febrero
En algo más de un mes, hemos cavado medio metro de cimientos. Ayer Alberto nos dijo que empezáramos a poner ladrillos, porque el tiempo designado para la cimentación se había agotado hace dos semanas. No aceptó nuestras excusas de que las prometidas excavadoras aún no habían llegado y que nos habíamos visto obligados a cavar con las paletas de enyesar. Un compañero se trajo un pala de cavar que guardaba de una obra anterior y casi le echan por razones deontológicas. Según Alberto, lo que pasa es que frecuentamos demasiado la cafetería. El asunto se ha zanjado con un “hale”, a levantar paredes y luego que cada palo aguante su “vela”. El trabajo sin planos es dificultoso. Los cimientos tienen una forma algo pintoresca. He pedido una plomada para que las paredes queden verticales y he recibido improperios poniendo en duda mi masculinidad. Ya sé que Alberto no es el arquitecto, porque el arquitecto es un tal Ignacio. Pasó a supervisar la obra el otro día. Aunque aún no había nada que ver. Me han llegado rumores, aunque no son muy dignos de crédito, de que existen fotocopias de planos.

* Doce de Mayo
Anoche estuvimos hasta la siete de la mañana cubriendo con tablas y enmoquetando el espacio que algún día ocupará el despacho de la planta, aunque el edificio no es aún más que una maraña de vigas de todos los tamaños y algunas paredes que habrá que tirar más tarde están en el sitio equivocado. Hemos traído baterías para los fluorescentes y unos muebles de caoba preciosos. Por suerte, todo estuvo a punto para la demo. Izamos al cliente con la grúa hasta su futuro despacho y pudo contemplar la vista que disfrutaría desde el emplazamiento. El viento hizo que la pared oeste, que dos de mis compañeros sujetaban con la espalda, se derrumbara con gran estruendo sobre la mesa de caoba en el peor momento. Gracias a Dios, el cliente fue comprensivo: esto pasa siempre en las demos, y él está curado de espanto, dijo mientras el sacudíamos el polvo del traje. Dice que el lunes que viene vendrá a probar las instalaciones sanitarias. Supliremos con cubos la inexistencia de tuberías.

* Veintitrés de febrero
Han transcurrido casi catorce meses. Llevamos ya siete de retraso y el edificio no acaba de superar el estado de “casi terminado”. Soy de los pocos albañiles que no ha cambiado de obra en este tiempo. Alberto está consumido por la zozobra y se pasa el día en la cafetería trasegando Soberanos. El arquitecto no ha vuelto a pasar por aquí. Los rumores dicen que existieron unos planos, pero no eran de un bloque de pisos, sino de un polideportivo. Por lo visto, en las reuniones del comité de construcción se dijo que la filosofía era la misma y que sólo harían falta modificaciones mínimas. Ahora comprendo por qué nos hicieron instalar aros de baloncesto en el hueco del ascensor. Siempre dije que acabaríamos teniendo que quitarlos o aquello no era un hueco
de ascensor, que era cuestión de lógica. Alberto siempre me contestaba que no le viniera con tecnicismos. Estoy perdiendo la vocación de albañil. He decidido apuntarme por las tardes a un curso de informática, a ver si puedo cambiar de vida. Este oficio mío no es serio.

Reglas Masculinas

Leyendo un poco a Andrés Nieto, he dado con una entrada estupenda sobre “Las reglas de comportamiento masculinas”, todo un puntazo.

Me quedo con:

Cualquier cosa que hayamos dicho hace 6 meses es inadmisible en un argumento. De hecho, todos los comentarios se vuelven nulos y caducan a los 7 días

Si haces una pregunta que no quieres que te respondan, espera una respuesta que no quieres escuchar

Las disparatadas leyes sobre el sexo

Después de publicar en mi web personal esté curioso artículo, me ha parecido interesante compartirlo con las mentes retorcidas de Ocadila.net, aviso la reincidencia en la lectura de este post puede causar daños irreversibles jejeje.

Que el mundo está loco no es nada nuevo… que los americanos no tienen un buen equilibrio moral tampoco es algo que debería sorprenderte. Y para no ser menos con sus leyes, las referentes al sexo, vistas desde Europa parecen más que ridículas. Podéis ver alguna de las leyes sexuales más disparatadas de todo el mundo, y como no, la mayoría son del país de la libertad.

Ley islámica: Es pecado mortal comer la carne de un cordero si has tenido sexo con él.

En Arizona, Rhode Island y Texas: Es ilegal que dos personas que no estén casadas tengas sexo. La pena podría ser de hasta tres años de prisión.

En California, Rhode Island, Dakota del Sur, Maryland, Utah, Nuevo México y Florida: el sexo oral está prohibido, con penas de hasta 20 años de cárcel en este último estado.

En Kansas el sexo anal se paga con hasta 6 meses de prisión. En Maryland, con hasta 10 años. En Nebraska, con $5000 y 10 años. En Carolina del Sur, $500 y hasta 5 años.

En Buckfield, Maine, el chofer de un taxi no puede cobrarle a su cliente si han tenido sexo mientras regresan a casa desde un expendio de licores.

En Michigan es ilegal masturbarse.

Alexandria, Minnesota: es ilegal que el esposo tenga sexo si su aliento huele a ajo, cebolla o sardinas.

Nevada: es obligatorio usar condón para tener sexo con prostitutas (Por lo menos una ley con sentido común).

En Nueva York la multa por flirtear es de $25. Además esta ley prohíbe a los hombres voltearse para mirar a las mujeres “de esa manera”. La pena por reincidir en tan descortés actitud es obligar al infractor a usar orejeras como los caballos.

La Autoridad de Tránsito de New York estipula que una mujer puede tomar el metro en topless. Si un hombre tiene el derecho de andar sin camisa, pues una mujer también. (Una ley con la que estoy totalmente de acuerdo, viva el topless!! Jeje).

Carolina del Norte: es ilegal que un hombre espíe una mujer por la ventana. Sin embargo lo opuesto no es punible y tampoco si el hombre espía a otro hombre.

Clinton, Oklahoma: es ilegal masturbarse mirando a una pareja teniendo sexo en el asiento trasero del auto dentro de un autocine.

Willowdale, Oregon: el esposo no puede proferir obscenidades mientras tiene sexo con su mujer. En cambio, la esposa puede decir lo que le venga en ganas.

Washington: es ilegal que un hombre tenga sexo con una mujer virgen. Vamos y digo yo, si es ilegal tener sexo con una virgen…. ¿como coño deja de serlo?

Fuente de la noticia | yonerocha.net

Crashman Return:::Vuelvo a postear en Ocadila

Después de un largo periodo de tiempo sin postear nada en Ocadila, vuelvo al ataque. ¿Qué voy a aportar? Pues todo lo que los otros dos individuos de especie inclasificada no se atreven a redactar. Seguro que voy a causar polémica, solo comparable con los despropósitos del Tomate.

¿Qué es lo que interesa? Pues fiurbol, informática, mujeres y muxooo sexooo jejeje…del primer y segundo aspecto vamos sobrados, pero la carencia de los otros dos nos hace que hablar de ello nos consuele frente a la carencia “goleadora”.

Bueno con esta declaración de intenciones doy por concluido mi primer post y ahora…. ¿Nos hacemos unas pajillas? Jejeje.